Incendios Forestales

¿Qué es un incendio forestal?

Un incendio forestal es la propagación libre y no programada del fuego sobre la vegetación en los bosques, selvas y zonas áridas y semiáridas. El fuego es la liberación y desprendimiento de energía en forma de luz y calor producido por la combustión de vegetación forestal cuya ignición no estaba prevista, lo que nos obliga a realizar su extinción.

El fuego puede ser causado en forma natural, accidental o intencional. Afecta combustibles naturales situados en áreas boscosas, cuya quema no estaba prevista. Para que el fuego se inicie se requiere de tres elementos que forman el llamado "triángulo del fuego": combustible, calor y oxígeno, si alguno de ellos falta el fuego no se produce.

 

Tipos de incendios forestales

Se conocen tres tipos de incendios, determinados básicamente por los combustibles:

Características

  Superficial  

El fuego se propaga en forma horizontal sobre la superficie del terreno, afectando combustibles vivos y muertos, compuestos por: pastizales, hojas, acicalas, ramas, ramillas, arbustos o pequeños árboles de regeneración natural o plantación, troncos, humus, etc., que se encuentran desde la superficie del suelo y hasta 1.5 metros de altura. Son los incendios más comunes.

 Subterráneo 

El fuego se inicia en forma superficial, propagándose bajo el suelo mineral debido a la acumulación y compactación de los combustibles, así como por su aglomerado en los afloramientos rocosos en donde se encuentran mantillo, raíces, hojas y otros materiales vegetales.

 Copa o aéreo 

Se inicia en forma superficial, transformándose en incendio de copa ó aéreo debido a la continuidad vertical de los combustibles del suelo hacia las copas de los árboles. Se presentan con la ayuda de fuertes vientos y en lugares de pendientes muy pronunciadas, por lo que su propagación es tanto de copa en copa de los árboles como en la vegetación superficie. En estos incendios el fuego consume la totalidad de la vegetación y son muy destructivos, peligrosos y difíciles de controlar.

 

 

Zonas de alto riesgo o peligro de Incendios forestales

 El peligro de un incendio forestal estará definido por las circunstancias permanentes y transitorias que hacen posible el inicio del mismo. Cuando se conocen dichas circunstancias, su magnitud y las funciones que las relacionan se pueden realizar predicciones para obtener un indicador de peligrosidad.

Factores permanentes:

La composición de los combustibles

Las especies vegetales

La topografía 

Estos factores no varían continuamente, sino que permanecen estables durante períodos más o menos largos, por lo que su influencia es constante.

Factores transitorios

Los factores meteorológicos:

Temperatura 

Humedad relativa 

Velocidad y dirección del viento  

Precipitación 

Generalmente el combustible, es el factor principal que determina si se inicia o no un incendio, así como la dificultad para controlarlo y la probabilidad de su comportamiento extremo o irregular.

Otra variable que definen el riesgo de incendio es el calor, requiriéndose de una fuente de incandescencia externa para iniciar un incendio forestal. Dicha fuente de ignición requiere una temperatura mayor a 200 °C, por lo tanto la combustión espontánea en el bosque no existe.

Causas de los incendios forestales

Naturales : Rayos, volcanes.

Accidentales: Accidentes automovilísticos, ferroviarios y aéreos, ruptura de líneas eléctricas

Negligencias: Quemas agropecuarias, fogatas de excursionistas, fumadores, quema de basura, uso del fuego en otras actividades productivas dentro de las áreas forestales.

Intencionales: Conflictos entre personas o comunidades, tala ilegal, litigios

Desconocidas: Aquellas que no pueden clasificarse dentro de las anteriores.

Época: Temporada de peligro de incendios en función de los factores meteorológicos y uso del fuego. Mes; día de la semana; hora del día por parte de las actividades humanas.

Lugar: Que define la zona de peligro en una región por las vías de transporte; Centros de población y por mayor acceso de la población a las áreas forestales. 

De los factores mencionados, los de carácter permanente son el punto de partida para establecer un sistema de predicción de peligro del fuego en áreas forestales. A través de estos factores permanentes o constantes se sabrá previamente que puede producirse un fuego y los factores inconstantes determinarán la evolución de ese peligro.

Causas de incendios

Así como al hombre primitivo, nuestro instinto de conservación nos alerta ante el fuego, y no es para menos, los incendios forestales son temiblemente destructores. Cada año, estos fenómenos afectan alrededor de 13 millones de hectáreas en los ecosistemas forestales de nuestro planeta, actuando sobre la vegetación, la fauna silvestre, el aire, el agua, y las propiedades físicas, químicas y biológicas del suelo, sin descontar el efecto intemperizante del fuego sobre las rocas de cada país.

Los incendios arrasan con la madera, el hábitat de mucha fauna silvestre, contaminan el aire, contribuyen al cambio climático global, propician la erosión del suelo, afectan la belleza escénica y alteran el régimen hidrológico, entre muchos otros lamentables impactos ecológicos, económicos, sociales, políticos y operativos; tanto inmediatos como en los plazos corto, mediano y largo; impactos directos o indirectos; tangibles o intangibles; y sobre diversos sectores sociales, ante los cuales tales impactos pueden manifestarse diferentemente.

Por lo anterior, como género humano, cada temporada nos empeñamos en la noble tarea de proteger de estos siniestros a los bosques, pero después de algunas temporadas de bajo siniestralidad, indubitablemente aparece una con grandes incidencias y superficies afectadas.
Ó 2002 Colegio Nº 9 - San Luis - Argentina