Introducción
Localización geográfica
Historia Económica
Flora y fauna
Album  de fotos
Clima y relieve
Costumbres y vivencias
Comidas
Fiestas
Música
Servicios
Bibliografía
Quienes Somos

Clima y Relieve

El sistema trashumante conformado por los crianceros y sus familias queda eslabonado e interrelacionado directamente con el clima.

 Con el objeto de complementar diferentes pisos ecológicos; de ahí también que se puede clasificar el movimiento como la trashumancia vertical dado que su movimiento son de ascenso y descenso. La región centro norte neuquino se encuentra dentro de los dominios de los climas templados, con variedades de: subhumedo, en el oeste, y semiárido de montaña y de meseta en el resto de la región.   

 Los vientos húmedos provenientes del Pacifico, en su recorrido hacia el este, se tornan seco al transponer la cordillera de los Andes. Esto provoca climas progresivamente mas áridos a medida que va avanzando hacia el sector oriental, como características principales de aire muy seco y escasas precipitaciones

 Templado sub. húmedo andino:  +

 Semiárido de montaña:  

 Anticiclón del pacífico, provoca precipitaciones invernales, generalmente bajo la forma de grandes nevadas acumuladas en las cumbres y valles altos constituyendo las reservas hídricas las de la región. Las precipitaciones decrecen hacia el este , reduciéndose hasta los 200 mm anuales.      Semiáridos de meseta:  

 Ya hemos mencionado los climas predominantes en esta zona.  

RELIEVE  

 La trashumancia esta fuertemente ligada al relieve ya que los crianceros se trasladan en invierno con sus animales a zonas mas bajas libres de nieve y con temperaturas soportables, aunque los recursos forrajeros sean escasos. En el verano comienza el desplazamiento hacia los valles de altura donde la fusión de la nieve favorece las pastizales. 

 La veranada, la invernada y la ruta pecuaria conforman el circuito. La veranada se realiza en los valles de altura excediendo la cota de 1200 aproximadamente en gran numero de casos. Y la invernada se desarrolla en la meseta y valles inferiores en donde la escases se hace critica a fines de la primavera. 

 En la zona norte se pueden diferencian 2 grandes unidades de relieve: los Andes de transición –en el sector cordillerano- formando parte de la cordillera misma y las mesetas patagónicas.   

 Andes de transición: ocupan el noroeste de la provincia del Neuquen- hasta el paso Pino Hachado- , - sobre las cabeceras del río Neuquen- y hacia el oeste entre el río Agrio y el limite internacional con la republica de Chile. Representa un sector de transición en los andes áridos – al norte- y los patagónicos- al sur-. Esta formado por dos cordones paralelos: uno ubicado con el limite de Chile, que actúa como divisorias de agua entre el océano Pacifico y el océano Atlántico y otros, ubicados mas hacia el este. El primer sector no posee grandes alturas y forman un encadenamiento continuo, donde descansa el volcán Copahue de 2953m.  

 El otro sector también llamado Cordillera del Viento, esta formada por cadenas cortas, separadas entre si por los valles de los ríos de la cuenca del Neuquen, que fluyen hacia el este. Las alturas en este sector son de mayor consideración ( volcán Domuyo, 4709m –el mas alto de la Patagonia - volcán Tromen 3978m ). 

 Aun hoy se presentan fenómenos relacionados con la actividad volcánica como aguas termales, géiseres y fumarolas principalmente en las faldas del Domuyo; en cercanías del volcán Copahue.     

 Mesetas patagónicas : este relieve predomina en el resto de la región , se trata de geo-formas en terraza con declive hacia el este, fuertemente erosionadas. No es un relieve homogéneo, sino que se altera como serranías bajas como la de Auca Mauhida en el sector noreste de la región; con valles fluviales, resultado de la erosión de los grandes ríos locales –principalmente Neuquen-, con cañadones similares a los valles, pero de menor escala generalmente formado en las zonas áridas por corrientes de aguas intermitentes; y con bajos( extensas depresiones) formados por hundimientos en la corteza, con los que hoy se encuentran ocupados por los embalses de los Barreales y Mari Menuco.