GRANDES ENFERMEDADES DEL SIGLO XX

 

 

Enfermedades de las vías respiratorias.

 

 Las enfermedades de las vías respiratorias pueden ser causadas por numerosos agentes y presentan gran variedad. En los países industrializados, los hábitos de consumo (tabaco) y la contaminación industrial provocan numerosas afecciones que son causa de invalidez. Son particularmente comunes la inflamación e infección de las vías respiratorias por virus o bacterias. Según el órgano afectado, desencadenan laringitis (laringe), faringitis (garganta), traqueitis (traquea) y bronquitis (bronquios). Las neumonías corresponden a una afección del tejido pulmonar. Aunque se puede curar, la tuberculosis, que evoluciona en un largo período, es una afección siempre de actualidad. Provocada por el bacilo de Koch, parece particularmente frecuente en algunos países del Tercer mundo. En los países industrializados causa estragos, esencialmente, entre la población de inmigrantes.

Las enfermedades respiratorias crónicas, bronquitis crónica, asma, en enfisema, atacan a gran número de individuos, pero en las estadísticas se hace difícil la distinción entre bronquitis crónica, asma y enfisema, por lo que existe una importante variación de las estimaciones.

Factores de riesgo: tabaquismo. contaminación atmosférica, o profesional

  Enfermedades cardiovasculares.

 

Debido a la estrecha relación que existe entre el corazón y los vasos sanguíneos, la disfunción de uno u otro repercute generalmente sobre la armonía global del sistema.

corazón puede sufrir afecciones a nivel de las válvulas: el ejemplo más frecuente lo constituye el reumatismo articular producido por unas anginas mal cuidadas en la infancia.

A veces, el sistema responsable del ritmo cardíaco no recupera su función correctamente; su consecuencia, la arritmia, necesita tratamiento o la implantación de un estimulador cardíaco (marcapasos).

El corazón también puede ser víctima de una disminución del aporte sanguíneo acompañada de una crisis dolorosa: es la angina de pecho.

Con la edad, las arterias generalmente se retraen y endurecen. Él endurecimiento (arterioesclerosis) forma parte de un proceso de envejecimiento natural, y se ve favorecido por la hipertensión arterial. La constricción es casi siempre debida al colesterol: se habla entonces e aterosclerosis. Estos dos procesos favorecen la obliteración de las arterias por un coágulo de sangre: la trombosis.

Entre las principales causas de mortalidad en los países industrializados se encuentra el infarto de miocardio ("crisis cardiaca>,), de consecuencias normalmente graves. Está provocado por la trombosis de una arteria coronaria (alrededor del corazón). Una parte del músculo cardíaco que no recibe suficiente sangre muere y sobreviene la "crisis cardiaca>,.

La segunda causa frecuente de defunción es la trombosis de un vaso del cerebro, llamada simplemente ataque. El "ataque" también puede ser causado por una hemorragia cerebral o una embolia (un embolo es un fragmento sólido que se desplaza por el interior de los vasos). Estas afecciones se engloban bajo el término de accidentes vasculares cerebrales.

Factores de riesgo: la edad y el sexo (los hombres están afectados con mayor frecuencia), la tasa de colesterol en la sangre, la presión arterial, el tabaquismo. También desempeñan un papel importante el sedentarismo, los antecedentes familiares, la diabetes, la toma de anticonceptivos orales, el perfil psicológico, el peso, el nivel de triglicéridos en la sangre y el ácido úrico.

  Cánceres.

  Los cánceres representan la segunda causa de mortalidad en los países industrializados. Son enfermedades llamadas neoplásicas (formación de un tejido nuevo), que se manifiestan por el desarrollo de tumores malignos (también los hay benignos). Las leucemias ("cánceres de la sangre") afectan a los tejidos hemopoyéticos (origen de la sangre). Algunos elementos sanguíneos como los glóbulos blancos presentan aspecto y funciones desviados.

Los mecanismos de la cancerización no son bien conocidos. Los estudios científicos han demostrado que algunos factores son cancerígenos, como el tabaco, ciertos virus, etc. Las localizaciones cancerosas pueden instalarse en

todos los órganos. En los países industrializados, el cáncer más frecuente es el de pulmón (a causa del consumo de tabaco), seguido de los de las vías digestivas. anualmente mueren de cáncer más hombres que mujeres, pero la diferencia tiende a igualarse con el aumento del tabaquismo femenino. En la mujer, el cáncer de mama es el que predomina, mientras que se observa una disminución progresiva de las muertes debidas al de cuello uterino, así como, y esta vez en ambos sexos, las debidas al cáncer de estómago. La incidencia de los cánceres difiere según el país, a causa del clima, del modo e vida y de los hábitos alimentarios (por ejemplo, en Japón, el cáncer de esófago es muy frecuente a causa del consumo de sake).

Factores de riesgo: Factores profesionales, alimentarios, tabaco, alcohol, contaminación, radiactividad, etc.

Prevención: Se debe hacer un diagnóstico precoz de las lesiones precancerosas (pólipos intestinales, por ejemplo), que tienen grandes probabilidades de degenerar. En ciertas localizaciones (cuello uterino, mamas, tubo digestivo, por ejemplo), el diagnóstico precoz es fácil; en otras (pulmones), es casi imposible. Hay que tratar también de disminuir los factores de riesgo.

  Enfermedades gastrointestinales.

  La enfermedad gastrointestinal más frecuente es la úlcera gastroduodenal. La frecuencia de esta enfermedad varía según la edad; el punto máximo se situaría entre los 38 y los 64 años. El número de muertes es bajo en relación a la frecuencia de la enfermedad.

Factores de riesgo:

1. El medio. Existe una variable geográfica relativa a la frecuencia de las úlceras gastroduodenales: en Escocia, la úlcera de duodeno es más frecuente que en Inglaterra.. También se registra otra diferencia según las clases sociales: la úlcera gástrica, por ejemplo, es menos frecuente en los individuos de profesiones liberales.

2. Los factores constitucionales: la úlcera de duodeno es más frecuente en las personas que pertenecen al grupo sanguíneo O. El sexo masculino es el más afectado.

3. Los factores agresivos: alcohol y nicotina, que estimulan la secreción de ácido.

4. El mecanismo nervioso: el stress fisico parece desempeñar en la actualidad un papel relativamente importante.

5. Los medicamentos (aspirina, cortisona) y las especias.

Diabetes.

 

Existen diferentes variedades de diabetes. la diabetes insulinodependiente se debe a una enfermedad del páncreas o a una secreción insuficiente de la insulina que este genera. la insulina es el regulador del metabolismo del azúcar: su misión consiste en hacer penetrar la glucosa en el interior de la celula; circula libremente y en cantidad excesiva por la sangre. La diabetes insulinodependiente es una enfermedad grave, que se puede declarar a cualquier edad. El riesgo mayor para el individuo es el de entrar en coma, generalmente difícil de tratar.

La diabetes lipogena se debe a la obesidad. Las células del organismo se encuentran pletoricas de sobrepeso; la insulina, entonces, se hace menos eficaz y no puede hacer penetrar el azúcar en el interior de todas las células, lo que conduce a un exceso de azúcar en la sangre. En este caso el exceso se combate con un régimen.

La diabetes de la madurez es, de hecho, una disminución de la actividad de la insulina. Si el paciente es delgado, el tratamiento dispone únicamente de dos tipos de medicamentos, las sulfamidas o las biguanidas. Si es obeso, el tratamiento consiste en un régimen especial.

El principal progreso en materia de diabetes se ha realizado por la introducción de "microbombas" en el organismo, que regulan automáticamente la insulina segregada.

Los signos principales de la diabetes son la poliuria (exceso de orina), la polidipsia (sed permanente) y la polifagia (hambre excesiva). También hay que inquietarse en el caso de una herida que no cicatriza o que lo hace con dificultad. La diabetes es una enfermedad mortal si no esta bien equilibrada, y sobre todo es una afección extremadamente invalidante que aumenta en gran medida los riesgos de contraer enfermedades arteriales y de los ojos.

Enfermedades de Tranmision Sexual (E.T.S.).

 

Hay cuatro enfermedades "venéreas" de declaración y tratamiento obligatorios: la sífilis, la gonococia, el chancro blando y la enfermedad de Nicolás-Favre. Pero las E.T.S. no se reducen a estas cuatro afecciones; engloban también los micoplasmas, las clamídeas, el herpes, la sarna, la hepatitis B, y sobre todo en nuestros días el SIDA.

El recrudecimiento de las enfermedades de transmisión sexual desde los años sesenta esta en relación con los factores socioeconómicos  y culturales (libertad sexual, falta de información, viajes en masa).

También intervienen otros factores

1. El numero creciente de portadores sanos: se entiende por esta denominación a todo sujeto que continua albergando el agente infeccioso, bien sea después de la curación de la enfermedad, bien, generalmente, cuando la infección no presenta ningún signo clinico (forma asintomatica). Estas formas asintomaticas pueden convertirse en una fuente de infección para los demás; pero igualmente pueden dar origen (de hecho, desde su latencia) a complicaciones graves. De aquí la importancia de los exámenes sistemáticos de diagnostico precoz.

2. La frecuencia de infecciones genitales mixtas, debidas a varios agentes patógenos.

El tratamiento de las E.T.S. concierne a los sujetos enfermos y también a sus parejas, para evitar el contagio mutuo.

SIDA.

 

El síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) apareció en 1981 en Estados Unidos. Mas tarde se descubrió que la enfermedad se debe a un retrovirus, el V.I.H. (virus de la inmunodeficiencia humano). Ha tomado la forma de una epidemia cuya evolución aun no ha podido ser controlada.

El virus del SIDA se encuentra en la sangre, pero también en la mayor parte de los líquidos biológicos. Ataca a un tipo particular de células del sistema inmunitario: Los linfocitos.

El SIDA es solo la forma tardía de la infección por el virus V.I.H. Un individuo puede ser portador del virus sin estar enfermo. Se habla entonces de individuo seropositivo, ya que posee los anticuerpos contra el virus, que pueden detectarse con un análisis serologico. Los síntomas de la enfermedad son muy variados: Inflamación de los ganglios, adelgazamiento extremo, cáncer (Sarcoma de Kaposi) o una infección oportunista (neuropatía, toxoplasmosis) que se  aprovecha del descenso de las defensas naturales.

La transmisión se produce por varias vías: por contacto sexual, por la sangre y entre la madre y el hijo. No ha sido identificado de forma cierta ningún otro tipo de transmisión.

Aun no hay un tratamiento radical contra el SIDA, pero hay medicamentos que podrían impedir la evolución de la infección, y se suceden las investigaciones para descubrir algunas moléculas que puedan actuar sobre el virus.

La prevención se basa en el uso de preservativos, la relación con un único compañero, los test de diagnostico precoz para los donantes de sangre y la utilización de materiales de un solo uso. Dada la extensión de la enfermedad en el mundo, la noción de "grupo de riesgo" (homosexuales y drogadictos) pierde vigencia.

El SIDA en cifras.

Segun la Organizacion mundial de la salud, en 1992 habia unos 2 millones de casos de SIDA en el mundo, es decir, casi cuatro veces mas de las cifras oficiales declaradas a este organismo por los distintos paises (611.589 casos). En efecto, por una parte, no todos los paises detectan los casos con la misma eficacia.Por ultimo, el SIDA esta aun mal detectado en los niños. La OMS tambien estimaba en 1992 en 12 millones de personas los contagiados por el virus.

 Las tasas de contagio varian mucho segun los continentes; el Afrca subsahariana, seria la mas afectada (6 millones de seropositivos en 1991, 1 millon en America del Norte, 500.000 en Europa). En al año 2000 sgun la OMS, hubo unos 40 millones de seropositivos.

Otras fuentes, como el grupo de Hravard, anticipan cifras mucho mas elevadas.

 

Personas contagiadas por sida en al mundo.

1991           10 000 000

1992           12 000 000

1993           14 000 000

1994           17 000 000

1995           20 000 000

1996           22 000 000

1997           30 000 000

1998           33 400 000

 

Suicido.

 

El suicidio suele ser el desenlace de una lucha síquica interna. Se encuentra entre las diez primeras causa de muerte: mas de 500.000 personas se suicidan en el mundo cada año.

El grupo de mas alto riesgo es el de los sujetos deprimidos: del 30 al 35% de los suicidas pertenecen a este grupo, y mas del 30% de los que han hallado la muerte por suicidio habían intentado antes, en una o varias ocasiones, quitarse la vida. El riesgo de suicidio es mayor si además, el deprimido es una persona mayor, de sexo masculino y cuyas condiciones de vida lo llevan al aislamiento social.

Los suicidas suelen comunicar su intención antes de pasar a la acción; no obstante, el que hablen de ello no es garantía de que no lo realicen.

Enfermedades transmitidas por los insectos.

 

La mas extendida es el paludismo o malaria. La produce un parásito (el plasmodium), que es transmitido a su vez, por el mosquito anofeles o anopheles. Su prevención se basa en el empleo de insecticidas como el DDT. Pero existen otras muchas enfermedades que se propagan del mismo modo: la enfermad del sueño (transmitida por la mosca tse-tse), la fiebre amarilla (enfermedad vírica grave contra la que existe vacuna), la filariosis, etc. Otras enfermedades también son transmitidas por animales: por ejemplo, la peste (ratas) y el tifus (piojos).

Enfermedades debidas a falta de higiene.

 

Son toda clase de diarreas y disenterías, bacilares o amebianas, la fiebre tifoidea, la poliomielitis, la hepatitis vírica y, sobre todo, el "cólera" (agua o alimentos contaminados).

La bilharziosis se trasmite a través del agua pero por vía cutánea, el parásito penetra en la piel al bañarse o chapotear en charcas contaminadas.

La lepra se transmite por contacto directo, pero en realidad es poco contagiosa.

Enfermedades carenciales.

 

Se deben a una carencia de ciertas vitaminas como por ejemplo la pelagra, el beri-beri, o el escorbuto, así como la desnutrición y la falta de alimentos.