EL Carnavalito (danza popular)

                        Danza de origen incaico que se baila en la Quebrada de Humahuaca y en casi todo el norte jujeño, sin distinción de clases sociales. Es la forma mas evolucionada, compleja y moderna de las grandes rondas colectivas prehistóricas.

            Se la puede apreciar también en otras ocasiones y con otro sentido. Tiene como base la danza colectiva prehistórica con sus rondas, serpentinas, filas, círculos, alas, puente, molino, canasta, rueda, calles, desarme, volteretas, caracol y final. El paso es sencillo: se trata de un trotecito ágil, pero no violento, ni saltado. Todas las figuras se realizan sin ninguna pausa. La forma musical consta de tres partes y el compás es de 6 por 8. El numero de parejas varia según las circunstancias. La música del carnavalito deriva generalmente del viejo huaino del Perú, Bolivia y noroeste argentino. La orquesta adecuada se compone de quenas, charangos, cajas y bombos. 

            Carlos Vega recogió en Jujuy, 1931, este texto popular de carnavalito: “Si se muriera el chihuanco-ay, pobre, pobre mi palomita- yo también me moriría.-¿Dónde estará?- lo ando buscando –con pesar- Porque faltando el chihuanco. -ay, pobre, pobre mi palomita- se acaban mis alegrías ¿Dónde estará? Lo ando buscando con pesar”.

            Otra texto muy popular dice de Edmundo Saldivar (h.): “ Llegando esta el carnaval –quebradeño mi cholitay- fiesta de la quebrada humahuaqueño para cantar- erque, charango y bombo – carnavalito para bailar”.

            El decreto Nº 3621 de fecha 30 de Septiembre de 1954, expedido por el Ejecutivo Provincial a cargo de Jorge Villafañe, declaro música y baile regional de la provincia de Jujuy al Carnavalito de la Quebrada de Humahuaca.

            Los considerándos del aludido decreto, hacían referencia a la conveniencia de conformar y difundir las manifestaciones culturales autóctonas y rescatar las expresiones tradicionales mas arraigadas al pueblo de este sector del país. De ello surgió en las autoridades de la época, que el Carnavalito Humahuaqueño simboliza con total propiedad la tierra jujeña, pone de manifiesto desde tiempos remotos la alegría y el sentir de su gente y esta presente en los acontecimientos que mas íntimamente se relacionan con gran parte de la comunidad.

Pin Pin (baile folclórico del ramal jujeño)

            Se entiende por Pin Pin, el baile en el cual se ejecuta a través de un tambor (este es un tronco de hasta 170 cm. de alto, clavado en la tierra unos 30 cm. para que tenga firmeza, en algunos casos en su interior contiene agua, lo que contribuye a mejorar la sonoridad), se bebe aloja (bebida alcohólica preparada con el fruto del algarroba) y se cimientan nuevas relaciones de pareja. A este baile los matacos lo llaman “Katinaj”. Por su parte Anatilde Molina (1976), lo describe así: “Consiste en reuniones nocturnas a las que concurren los jóvenes y que tienen un neto carácter orgiástico. La organización de las danzas esta a cargo de un Katinaj jletej que es quien canta e inicia el canto y encabeza las hileras de bailarines. En ellas se intercalan hombres con mujeres, a elección en forma de ronda, o filas saltando al compás de la melodía”. Fue el héroe mítico Tokjuaj quien enseño a los matacos a bailar esta danza, la que no tiene una coreográfica fija.

            El musicólogo Jorge Novati (1984), explica así el fenómeno de la danza se trata en realidad de una totalidad conceptual y expresiva canto-danza. Los bailarines proveen el soporte sonoro-el canto-, que acompaña a la faz coreográfica; tanto el canto como la danza comienzan con una brevísima etapa de ajuste previo. Una vez logrado el entendimiento colectivo, comienza el “baile”. El aspecto sonoro consiste en una línea melódica iniciada por algún individuo mejor dotado musicalmente o por el ejecutante del tambor, que es inmediatamente coreada por la totalidad de los bailarines produciendo una multisonancia unintencional. En el aspecto coreográfico la sincronización de movimientos se logra inmediatamente, ya que se trata, en la mayoría de los casos, de una ronda cerrada de danzarines entrelazados por los brazos a la altura de la cintura.

            Respecto a la época en que estas danzas tiene lugar, no hay nada establecido prefiriéndose la época de la maduración del fruto de algarroba con el cual los matacos realizan la aloja. La llegada del verano es pues tiempo de fiesta.

            La danza Pin Pin es percibida como una diversión, una alegría o una oportunidad para conquistar.

            A partir del carnaval 1990, se instituyo en La Esperanza la realización de un llamado “Festival del Pin Pin que reúne bailarines de Fraile Pintado, San Pedro de Jujuy y otras zonas del ramal.

 

Bailecito Norteño

                           Algo confusa se nos presenta la historia de esta danza, a causa de su nombre, ya que a veces resulta difícil saber si en los documentos éste se emplea en forma específica para designarla o en forma genérica para referirse a la totalidad de los bailes populares de Perú, Bolivia y la región norte de la Argentina.                                En estos países se usaron los nombres de "Bailecito de tierra", "Bailecitos de la tierra" y "Bailecitos" para distinguir todas las danzas de galanteo que el pueblo cultivaba, y no solamente la que ahora nos ocupa.

                            Otro motivo de confusión lo produce el nombre de "Bailecito" aplicado al Gato en varias provincias, especialmente en las del centro y del oeste.

                            Nos llegó de Bolivia, penetrando en el noroeste argentino a mediados del siglo anterior; luego se extendió por las provincias de Catamarca, Tucumán, Santiago del Estero y Córdoba.

                            Su origen remoto, como el de muchas de nuestras danzas, debe buscarse en los bailes del Viejo Mundo que España trajo a los puertos americanos, y especialmente a Lima, en la época colonial.

                            Estos 3 ritmos son propios del Norte (Jujuy) y sur de Bolivia.Son muy vivaces y contagiosos, se bailan vistosamente y se acompañan con instrumentos como el Charango, sikus y cajas.