Aerófonos

            Producen sonido por la agitación en que pone el aire circundante un cuerpo en rápido movimiento (aerófonos libres) o por la vibración que comunica al aire, libre o contenido en un cuerpo tubular o de otra forma, un soplo expuesto a una interrupción periódica en virtud de un filo, una lengüeta o de los labios humanos tensos (aerófonos de soplo).

INSTRUMENTOS AEROFONOS JUJEÑOS

El Siku o Zampoña

    Aerófono prehispánico empleado en el noroeste argentino y en casi toda la región andina de América del Sur. Es llamado también flauta de Pan, sikuri, antara, zampoña y fusa. Se trata de dos hileras de caña - sujetas entre sí con dos tirillas de caña y ataduras de hilo o de lana - de mayor a menor, en forma de balsa. Las cañas de la hilera anterior tienen su extremo superior abierto, mientras que la base de los tubos está cerrada por el nudo natural de la caña. Puede ser de tres tamaños y, según éstos, recibe distintas denominaciones: el pequeño, chulis; el mediano, maltas y el grande, sankas. También existen los de grantamaño, llamados bajón, con nueve tubos.
    En la actualidad se construye con cañas de longitud y volumen variables, aún con plumas de cóndor. Los hay de 1 y 2 cm hasta de más de 2m (roncadores). Pueden o no presentar perforaciones tubulares. Su ejecutante se denomina sicuri.

El Erkencho

        Aerófono tritónico que podría considerarse una variante del erke. Se usa especialmente en el noroeste argentino (provincia de Jujuy y prepuna salteña). Se trata de un clarinete rústico, compuesto por una boquilla (o pajuela) de caña de Castilla y una astilla recortada a manera de lengüeta y un asta de vacuno que amplifica el sonido.
        Este último depende tanto del diámetro y longitud de la pajuela como del tamaño del pabellón, que por un lado amplifica y por el otro disminuye la altura que daría por sí misma, la caña.
        Su ejecución comienza a principios de noviembre y se prolonga hasta el Miércoles de Ceniza.
        En la puna jujeña también se lo llama pututo y asta y se emplea un asta de cabra, a falta de ganado bovino. También puede recibir el nombre de erke, produciendo alguna confusión con la trompeta o corneta.

El Erke

        Es un instrumento gigante, que tiene de tres a cinco metros de largo.Generalmente se los construye con varios trozos d caña ahuecados y unidos, y en el extremo se coloca el pabellón, hecho con un cuerno o con latón.  En el otro extremo se coloca una embocadura para el soplo. Se lo usa en Jujuy, Salta y antiguamente se lo usó en Tucumán y Santiago del Estero. En la antigüedad eran muy frecuentes los instrumentos de gran tamaño tales como el erke. Este instrumento tuvo como antecesor al llamado "Tubos de aullido" (ramas preparadas como tubos) y es similar a la "Trutuca" de la Patagonia, ejecutada por los mapuches. El erke es considerado un instrumento de invierno dado que existe una leyenda que dice que el sonido del erke trae fríos vientos.

La Quena

        Aerófono del tipo de flauta con escotadura también conocido como Kena, kjena, khoana, kkena, khena o quenaquena, fabricado con la caña chúki o bambú hembra.
        No sólo es originalmente un instrumento preincaico sino también prehispánico ya que aparece en esculturas y tumbas de las primitivas culturas mochica, chancay y nazca, aunque no es igual a la actual por su menor longitud y por tener los agujeros equidistantes y distribuídos a lo largo de todo el tubo y no sólo en la mitad inferior como la que se conoce en nuestros días Por estar su cuerpo formado por un tubo - con cinco agujeros se lo ubica dentro de los tubos, (como el clarinete, el obóe, el fagot); además, por la ubicación de la escotadura, es una flauta vertical y de soplo directo, debido a la forma en que el aire llega al tubo. Mide unos 50 cm de longitud y tiene un diámetro de 2 cm. Posee un timbre brillante que coincide con los registros medio y agudo de la flauta clásica. Por éllo su sonido nos brinda una melodía clara, que se desprende fácilmente del resto del acompañamiento.
        Su simplicidad es insuperable, aunque engañosa, ocultando al observador un mundo cultural complejo. La escotadura corta la cinta del soplo y la hace vibrar y esto es lo que produce el sonido. No debe confundirse sencillez con primitivismo ya que las flautas de escotadura son posteriores a las de pico, más complejas y se las encuentra en pocas civilizaciones antiguas.
        Es tal vez el más famoso instrumento aborigen americano, insuperable para ejecutar cualquier melodía en escala pentatónic, acompañada por el charango y la caja.

En Jujuy y Salta
        Como variedad regional de la quena, se usa allí - con el mismo nombre - una flauta vertical de caña de Castilla, cerrado en la parte distal, con 4 orificios de digitación y una escotadura profunda en línea con éllos. En el extremo opuesto lleva un corte a bisel y rara vez supera los 30 cm de largo. Generalmente se la ejecuta - sujetándola con la mano izquierda - simultáneamente con la caja, mientras ésta última se percute con la mano derecha. Es muy usada en las fiestas religiosas.
        Los investigadores la identifican como flautilla jujeña.

El Pincullo

   

        También llamado pincollo, pinvollo, pinquillo, pincuillo o pingollos y en quichua aymará pinkiyllu, pinkillo, es un instrumento que consiste en una caña con 5 agujeros y la embocadura provista con una lengüeta (aeroducto o canal de insuflación); con taco de madera, similar a la quena, taco que se encuentra inserto en la boquilla. Era originariamente pentatónico (de cinco notas). Nacido en la zona andina, se diseminó por toda América del Sud antes de la colonización siendo, por lo tanto, un instrumento autóctono.
Adopta diferentes tamaños y diámetros. Emite un sonido más agudo, debido al taco. Se emplea especialmente en carnaval y antiguamente era utilizado en los combates para producir un ruido infernal y atemorizar al enemigo.
        Es inherente a las culturas quichua y aymara.
        Es, como la quena, un aerófono y la única diferencia con aquélla, es que la enbocadura posee un orificio, siendo semejante a la flauta dulce.
Se utiliza generalmente en el acompañamiento de danzas fúnebres.

La Ocarina

        Antiguo instrumento musical aerófono, construído en barro, de gran difusión en todas las culturas alfareras. En Argentina existen muchos ejemplares provenientes de las culturas del norte.
        En general las ocarinas no se realizaban con forma específica alguna, pero sí predominaban en la época precolombina, las que tenían formas de peces o de pájaros.
        Para moldear una ocarina es necesario saber ejecutar al menos un instrumento musical, para poder afinarla, darle las notas y luego calcular que a medida que se vaya secando, variará el tamaño de los agujeros y, del sonido. Es por eso que no resulta fácil fabricarla y mucho menos afinarla ya que el sonido difiere ya se trate de una pieza húmeda, seca o cocida.
        Las notas se prueban cuando la ocarina está recién moldeada y húmeda, luego cuando está seca se le da una afinación fina. Después se la cocina a no muy alta temperatura porque si encoge demasiado vuelve a desafinarse.
        Por ser de elaboración manual y teniendo en cuenta que la arcilla sufre diversos cambios durante el proceso de elaboración, , no es posible determinar con exactitud cuál será su escala final.
        Debe tratarse de soplar siempre con la misma intensidad ya que las notas tienden a hacerse más agudas cuando se sopla con más fuerza. Cuanto más grande el instrumento, más grave su sonido.
        Hasta las primeras tres décadas del s. XX fue común en la campaña santiagueña y jujeña, ejecutando con éllas melodías tradicionales.

La Corneta

        Instrumento de gran tamaño perteneciente a la familia de los aerófonos. Se ejecuta en fiestas religiosas y del norte argentino, Bolivia y la patagonia. Puede tener hasta 6 metros de largo y es usado desde la epoca preincaica, se asemeja al erke en su diseño y construcción. 

    

* LAS FOTOGRAFIAS DE LOS INSTRUMENTOS DE AIRE SON DEL TALLER DEL ARTESANO I. HUARI *