PAINÉ-GUOR

Cacique principal ranquel cuyo nombre significa zorro celeste; fue el iniciador de la famosa dinastía de los zorros en Leuvucó territorio de la Pampa central. Al morir el gran guerrero Yanquetruz, en el año 1838, Painé-Guor, inteligente y audaz, es proclamado por unanimidad como cacique principal de esa nación. Tanto los indígenas como los criollos argentinos respetaron y admiraron a ese verdadero jefe indio. Cuando la expedición de Rosas en el año 1833, Yanquetruz se declaró en rebeldía, pero la columna del centro  al mando de Ruiz Huidobro lo persigue durante 20 días consecutivos, por los montes del Río Salado, derrotándolo ampliamente. Painé-Guor y otros caciques, quedan extenuados y hambrientos y se entregan prisioneros a la fuerza expedicionaria.
Painé y su hijo Panghitruz, conjuntamente con Marileo, Mariqueo, Antibíl y otros pasan a Buenos Aires. Pero Rosas no desea castigar a los indios, sino educarlos y pacificarlos, manda a Painé-Guor y a Panghitruz a su estancia El Pino, para que aprendan labores agropecuarios. Panghitruz es bautizado y su padrino es el propio Rosas, adoptando por eso el nombre de Mariano Rozas. El coronel Manuel Baigordia, fue protegido de Painé y se casó con una princesa ranquelina, hija de este caudillo. La dinastía de estos zorros mantuvo la paz con los criollos argentinos por largos años.