Frutilla:

 

Es una especie indicada para la huerta familiar por la calidad superior de la fruta recién cosechada.

El cultivo se inicia con estolones o plantines que provienen de plantas del año anterior y el trasplante se efectúa en abril-mayo preferentemente a canteros elevados, con surcos separados a 50 cm; se deja 25 cm. entre plantas y se procura que el plantín quede ligeramente enterrado hasta el cuello, apretándolo fuertemente con el pie.

Se deben controlar periódicamente las malezas, para lo que puede aplicarse en el suelo una cubierta de polietileno negro de 40 micrones de espesor, que al mismo tiempo favorece el rendimiento y la precocidad.

La cosecha se inicia a fines de septiembre y es conveniente plantar dos o tres variedades simultáneamente, para tener fruta por un lapso prolongado.

El segundo y tercer año se dejan arraigar los estolones que se encuentran como mínimo a 20 cm. entre sí, arrancando los que están a menor distancia, estos pueden emplearse para implantar un nuevo cultivo.

Es un cultivo muy sensible a los virus, que producen disminución en el tamaño del fruto y en los rendimientos. Cuando ello ocurre d deben cambiar los plantines, cambiando sanos.

 

Variedades:

  Hood, selección Inta: variedad de alta sanidad, produce desde fines de octubre a comienzos de enero, fruto de tamaño mediano y excelente sabor. Se recomienda su plantación en el centro y sur del país y mantener el cultivo por dos o tres años.

  Lassen: Variedad de alto rendimiento y precocidad. Fruto grande y atractivo. Adaptada para el cultivo bajo invernáculo, puede comenzar a producir desde fines de julio si los plantines se arrancan a comienzos de abril, se colocan en heladera por 20 días en una bolsa de polietileno y se plantan a comienzos de mayo bajo invernáculo de  polietileno.

  Torrey: Variedad de alto rendimiento, precoz, de fruto muy grande y cultivo similar a la anterior.

  Rabunda, selección Inta: variedad refloreciente, que produce todo el año. De fruto mediano y excelente sabor y aroma. Da muy pocos plantines, por lo que se debe multiplicar por división de mata. Se planta anualmente en mayo-junio y produce desde fines de octubre hasta las heladas. Se puede efectuar una plantación tardía en agosto, a la que se eliminan las flores que produce hasta diciembre y luego se deja florecer libremente, con lo que se estimula la producción fuera de  época.

 

Recetas:

  Tarta mousse de frutillas:

Ingredientes

Masa:

Manteca blanda

Yema 1

Azúcar 2 cucharadas

Vinagre, 2 cucharadas

Ralladura de 1 limón

Harina, aproximadamente 1 taza

 

Relleno:

Azúcar 2/3 de taza y cantidad extra.

Frutillas, bien lavaditas y sin el cabito, ½ kilo

Gelatina en polvo, sin sabor, 2 cucharadas

Claras 3

Cremor tártaro ¼ cucharadita

Crema de leche, 1 pote chico.

 

Preparación

Masa

Coloque sobre la mesa la manteca, la yema, las 2 cucharadas d azúcar, el vinagre y la ralladura de limón.

Aplaste todos los ingredientes con un tenedor hasta convertirlos en “pomada”.

Únales rápidamente la taza de harina hasta unir todo en bollo liso y tierno. Enmanteque y enharine  una tartera desarmable de bordes altos.

Estire un poco la masa con el palote, colóquela en el fondo de la tartera y siga estirándola con sus dedos enharinados, hasta forrar el molde en un espesor parejo.

Pinche totalmente la masa con un tenedor y cocínela en horno caliente hasta que la masa se note sequita y dorada. Retire y deje enfriar en el molde.

 

Relleno:

Separe ¼ kilo de frutillas. trate de elegir las más lindas, pues con ellas decoraremos la tarta.

Corte el resto de las frutillas por la mitad y colóquelas en una cacerola junto con 1/3 de taza de azúcar y la gelatina.

Mezcle bien y revuelva el “pasticcio” sobre el fuego hasta que rompa plenamente el hervor.

Retire enseguida la cacerola del fuego y apóyela en un bol que contenga agua fría con cubitos de hielo.

Revuelva de vez en cuando hasta que la preparación tome la consistencia de miel. Mientras ponga a  batir las claras junto con el cremor tártaro y olvídese de ellas hasta que estén bien firmes y formen picos duros.

Incorpóreles de a poco el azúcar restante mientras sigue batiendo . aparte bata la mitad de la crema de leche, hasta que espese como la gelatina de frutillas. Mezcle las tres preparaciones: la gelatina de frutillas, el merengue y la crema. rellene con esta mezcla la tarta y estaciónela en la heladera hasta que la preparación este bien firme. Recién entonces quítele a la tarta el aro lateral y deslícela en la fuente donde la piensa servir.

Bata  la crema restante con un poco de azúcar y hágale a la superficie de la tarta un borde de copos. Adorne el centro con las frutillas reservadas, dispuestas en forma de círculo.

Manténgala en la heladera hasta el momento de servirla.

   

Helado de frutilla a la panna

  Ingredientes:

Leche 1 taza

Azúcar 1/2 taza y cantidad extra

Fécula de maíz una cucharada al ras

Clara batida a nieve 1

Crema de leche batida espesa 250g.

Esencia de vainilla 1 cucharadita

Frutillas lavadas y sin el cabito 300g.

 

Preparación

Mezcle en una cacerolita la leche fría junto con la fécula y la 1/2 taza de azúcar.

Revuelva continuamente sobre el fuego, con batidorcito de alambre hasta que todo hierva y espese.

Retire y así en caliente vierta de a poco sobre la clara batida a nieve, mientras mezcla simultáneamente. Enfríe.

Perfume con la esencia de vainilla y agréguele la crema de leche batida espesa.

Vierta en un molde y coloque en el freezer hasta que este firme.

Lave las frutillas sin cabo, viértalas en un bols y espolvoreelas con 4 cucharadas de azúcar.

Cuando el helado este firme desmóldelo, córtelo en trocitos y procéselo hasta que este espumoso.

Vuelque en un bol y mézclele las frutillas azucaradas.

Sírvalo enseguida.

 

 

Pionono de frutillas y durazno

Ingredientes

1 pionono
1 lata de duraznos

 1/2 kg de frutillas
1 pote de crema
1/2 kg de dulce de leche
1/4 kg de merengues
nueces, pasas, almendras
Un poquito de licor
Helado de Frutilla, o Crema Rusa

Preparación

Abrir el pionono y si es grande cortarlo en dos
Colocarlo sobre una fuente y rociarlo con el jugo de los duraznos y el licor.
Cortar los duraznos al natural y las frutillas, las que previamente habremos
macerado en azúcar y licor, y los colocaremos sobre el pionono, que ya estará
untado con una capa generosa de dulce de leche.
En un bol batir la crema a punto chantilli bien firme y le agregamos azúcar
impalpable y esencia de vainilla.
Vertemos una capa sobre las frutas y a continuación rompemos los merengues en trozos medianos y los volcamos sobre la crema.
Colocamos la otra parte del pionono y volvemos a repetir los pasos
Untamos los costados con Helado del gusto preferido y con el sobrante
 disponemos alrededor del postre bolas de helado alternando los gustos.
Luego al Frizzer. Se retira poco tiempo antes de servir.