Inseminación artificial en equinos
El uso de la inseminación artificial permite desde el punto de vista zootécnico la mejor utilización de un mismo padrillo para el servido de mayor número de yeguas en una misma temporada. Desde el punto de vista médico, el uso de la inseminación artificial utilizando un diluyente con antibióticos apropiados (Técnica de mínima contaminación) permite el uso de padrillos con colonización de bacterias en pene patógenas para el tracto reproductivo de las yeguas, e impedir (al disminuir la carga bacteriana) el desarrollo de endometritis en yeguas con inmunidad uterina deprimida (1,2).
Ventajas de la criopreservacion de semen

Mejor aprovechamiento del padrillo.
Posibilidad de preservar a lo largo del tiempo, genética de animales superiores en cuanto a características zootécnicas, performance o reproductivas.
Posibilidad de transportar semen a larga distancia/disminuyendo los riesgos y los costos del transporte de animales.

Extracción de semen

Se puede utilizar vagina artificial o condom. Existen diferentes modelos de vagina artificial: a) Modelo de Colorado, b) Modelo Japonés (Nishikawa), c)Modelo Missouri y d) Modelo Polaco (Extremo abierto).
Las vaginas artificiales están compuestas por un tubo rígido y una camisa interior de látex. En uno de los extremos lleva adosado un recipiente colector que puede ser un frasco o una bolsa cono sin filtro para el gel. El modelo Missouri consta de una doble camisa de látex con un cobertor de cuero que le da rigidez. Como ofrece dificultad para el lavado interior, se utiliza una camisa interna descartable de polietileno con su correspondiente envase colector provisto de filtro, las ventajas que ofrece son la posibilidad de estimular manualmente a aquellos padrillos con trastornos en la eyaculación y además el semen no toma contacto con la temperatura de la vagina.
El tipo de vagina de extremo abierto (Polonia) se utiliza para recolectar la porción del eyaculado rica en espermatozoides
El condom se usa en los casos de trastornos de conducta del padrillo que imposibilitan el uso de vagina artificial, como por ejemplo padrillos nuevos recién incorporados al trabajo en el harás.

Higiene de camisas y condom: lavar con detergente no iónico, enjuagar con agua destilada y sumergir en alcohol de 70º durante 30 minutos, dejando secar al aire.
Luego de armada la vagina, se coloca agua a temperatura dé 50° C en la cámara formada entre la pared rígida y la camisa de látex para llegar a una temperatura interna de alrededor de 45a C.

Recolección de semen

Utilizamos como sucubo una yegua en celo con trabones y venda de cola o un maniquí, en el momento del salto y cuando el padrillo busca con el glande la abertura vulvar, el operador desvía el pene presentando la vagina artificial, una vez finalizada la cópula se acompaña el descenso con la vagina artificial, es conveniente colocar la mano libre sobre el ventral del pene para verificar la eyaculación palpando las pulsaciones del paso del semen por la uretra.

Evaluación del eyaculado

Primero se separa la porción gelatinosa y luego de medir el volumen se coloca una gota de semen sobre un portaobjetos precalentado y se cubre con un cubreobjetos, todo sobre platina termoestatizada a 37º C para evaluar la motilidad individual progresiva (en porcentaje).
A continuación medimos la concentración espermática (cantidad de espermatozoides por mm3 o cm3) con una cámara hemocitométrica previa dilución según el método a utilizar. Una vez obtenido el número de espermatozoides con motilidad progresiva, podemos obtener el número de dosis. Cada dosis inseminante debe poseer entre 100 y 500 millones de espermatozoides con motilidad progresiva.

Técnicas de procesamiento
Inseminación artificial con semen fresco

Se utiliza generalmente en razas de Polo, Salto y Cuarto de Milla.
El programa consiste en detectar celo día por medio e inseminar todas las yeguas con síntomas, comenzando a partir de segundo o tercer día de celo. El semen recolectado se diluye 1:1 con un tipo de diluyente. La temperatura óptima de trabajo es de 22º-25º C. Por debajo de 20 C puede comenzar el shock térmico si el semen no está diluido. El diluyente descripto provee glucosa como sustrato metabolizable por los espermatozoides y lipoproteínas que estabilizan las membranas citoplasmáticas. Es aconsejable diluir rápidamente y luego seguir adelante con el resto de la rutina, sobre todo en aquellos padrillos con semen de baja supervivencia y en los que existe colonización del pene con bacterias patógenas (pseudomona aeruginosa, Klebsiella pneumoniae, E. coli o Estreptococo zooepidemicus) (5,6). El cambio de flora suele deberse al uso de antisépticos en el lavado del pene en la época de servicio, se aconseja lavar con agua tibia y solo al principio de la temporada. El volumen final de la dosis inseminante no debe superarlos 100 ml. La cantidad ideal es de 10 a 20 ml.
El semen diluido y mantenido a 22° C disminuye su poder fertilizante a partir de las 12 horas de almacenamiento.

Procedimiento

El material a utilizar debe ser estéril y de características no espermicidas.
-Pipetas de inseminación (60 cm. de largo) con adaptador para jeringa (trozo de tubuladura de PVC de 3 cm. de largo).
-Jeringas de 20 ml. con émbolo de plástico, no usar el émbolo de goma porque es espermicida.
-Guantes para palpación rectal estériles.
-Gel lubricante estéril y no espermicida.
El material que no pueda adquirirse estéril, se puede envasar y esterilizar con óxido de etileno, sometiéndolo luego a una buena ventilación. La yegua a inseminar se prepara como para servicio natural con vendaje de Ia cola, lavado del periné con agua e iodopovidona en solución espumosa, se seca y luego de introducir la mano enguantada por vagina protegiendo la pipeta de inseminación, se enhebra el cervix y se deposita el semen en el cuerpo uterino. Es conveniente a continuación extraer el aire de vagina realizando un masajeo sobre el techo de la vagina a través del recto.

Procesamiento de semen refrigerado

Esta metodología, permite almacenar el semen diluido y refrigerado a 4° C hasta 72 a 96 horas de extraído. La supervivencia está aumentada porque a esa temperatura disminuye el metabolismo de los espermatozoides. El paso importante es la curva de enfriamiento que debe hacerse a 0,3º C por minuto. Habitualmente los termos utilizados para transportar el semen diluido están diseñados para llevar a cabo la curva de descenso en 10 horas. Se utiliza también el mismo diluyente. Se debe inseminar sobre ovulación.

Procesamiento de semen congelado

La criopreservación es el almacenamiento de semen diluido a temperaturas por debajo de 0º C. Se utiliza el Nitrógeno líquido que alcanza una temperatura de -196º C. El almacenamiento se prolonga indefinidamente a esta temperatura porque el metabolismo espermático es nulo.

Técnica

a)Concentración espermática: se realiza centrifugando el semen diluido con un medio de EDTA, Citrato, Glucosa apropiado para este fin a 300 g., o bien se obtiene la porción espermática con la vagina de extremo abierto de origen polaco.
b)Se aspira el sobrenadante y se añade el diluyente de congelación (Lactosa, EDTA-Glucosa, Equex, Yema de huevo y Glicerol).
c)Se estabiliza a temperatura ambiente durante 30 minutos.
d)Se realiza el llenado de las pajuela de 0,5 cm3, previamente rotuladas con los datos del padrillo y sellado de las mismas.
e)Se colocan sobre vapores de Nitrógeno líquido empleando una curva de descenso de 10º C/minuto hasta -15º C y a continuación 25º C/ minuto hasta -120º C, sumergiéndolas luego directamente en el Nitrógeno líquido.
f)Descongelamiento: se realiza a diferentes temperaturas según el material de fabricación de las pajuelas. El más común es a 37º C durante 1 minuto.
g)Se debe proceder a una minuciosa evaluación del momento de ovulación por palpación rectal o ecografía. Se insermina no mas de 6 horas de producida la ovulación. Se usan las pistolas de inseminación, en donde se carga la pajuela de 0,5 cc, y se la protege con una vaina plástica estéril tomando todas las precauciones de asepsia ya descriptas.
Los porcentajes de preñez con cada una de las técnicas disminuyen a medida que el proceso al que se ven sometidos los espermatozoides aumenta. Con el uso de la inseminación artificial con semen fresco el porcentaje de preñez supera el 90%, mientras que con semen congelado oscila alrededor del 50% /ciclo, variando según el padrillo y técnica utilizados. Es por eso que la elección del sistema variará según el objetivo perseguido, mejor manejo o almacenamiento de genética superior.