Página Principal Contáctese Bibliografia Autores Mapa del Sitio  
 
Los Recursos Naturales
El hombre está habituado a servirse de la naturaleza, de donde toma la materia y la energía que hacen posible la vida. De esta manera, el hombre resulta ser tanto un consumidor primario como un consumidor secundario o terciario. Incluso puede ser considerado como un descomponedor cuando, por ejemplo, quema los combustibles. Flor
Todos los elementos de la naturaleza que el hombre puede utilizar con el fin de satisfacer sus necesidades se denominan recursos naturales. El aire, la energía solar, el petróleo, los vegetales; los animales, son todos ejemplos de recursos naturales. Algunos son utilizados directamente por el hombre y otros son aprovechados como materia prima para la elaboración de otros productos.
Clasificación de los recursos naturales
Los recursos naturales pueden ser clasificados según el lugar del que se extraen, según el modo en que se realiza la extracción, según su utilización, etc. Dada la importancia que tiene la conservación de los recursos naturales, vamos a clasificarlos teniendo en cuenta sus posibilidades de recuperación, en recursos inagotables, recursos renovables y recursos no renovables o agotables.
Los recursos inagotables
Son los que el hombre utiliza en cantidad muy pequeña con relación a la cantidad en que existen en la naturaleza. Se recuperan o restituyen por sí mismos, por lo que no existe peligro de extinción. La atmósfera que envuelve a la Tierra es un ejemplo de recurso inagotable. Además de proporcionar oxígeno, indispensable para la vida, la atmósfera ejerce presión, conserva la humedad y es el lugar donde se producen los vientos. Otro recurso inagotable es el Sol, ya que se calcula que podrá tener miles de millones de años de vida.
Los recursos renovables
Estos recursos deben ser aprovechados racionalmente para evitar su agotamiento. Por ejemplo, si el suelo, la fauna y la flora son utilizados teniendo en cuenta su recuperación, no se agotan y se puede disponer de estos recursos indefinidamente.
Recursos no renovables o agotables
Son los recursos que no se renuevan y desaparecen luego de ser utilizados. Los yacimientos de minerales, como el hierro, el cobre, el gas y el petróleo, entre otros, son ejemplos de esta clase de recursos. Dada la posibilidad de agotamiento, en la actualidad se intenta reemplazar algunos recursos menos abundantes por otros que, se encuentran en mayor proporción. Así, la leña, el petróleo, el gas natural, el uranio y los grandes embalses de agua son fuentes alternativas de energía. En cada situación se estudia que recurso conviene utilizar. El petróleo es un recurso no renovable de múltiples aplicaciones, ya que las sustancias que lo componen se separan en las destilerías y no sólo son utilizadas como combustibles, sino también en la industria, para la fabricación de los distintos productos.
La Ecología y el aprovechamiento de los recursos naturales
Cuanto más se conoce la intrincada red de mecanismos que rigen la naturaleza, más se aprende a respetarla y valorarla. Por esta razón, la aplicación más importante de la ecología está referida a la conservación de los recursos naturales.

Debemos tener en cuenta que conservar significa utilizar la naturaleza en nuestro provecho, previendo las consecuencias de nuestras acciones para no alterar el equilibrio ecológico.


Se trata, entonces, de utilizar los recursos en la misma medida en que éstos logran reponerse, y tener en cuenta que la naturaleza funciona de manera tal que una modificación, introducida en algún aspecto, puede afectar al ecosistema en muchos otros. Por ejemplo, si se arrasa con los árboles de un bosque, especialmente si está ubicado en la ladera de un cerro, también se elimina la fauna que vive en ese bosque y se deja al suelo sin la protección y el aporte de los árboles, plantas y hierbas. Como consecuencia, el agua de lluvia arrastra y lava la superficie del suelo, provocando la erosión del terreno, que puede tardar muchísimos años en recuperarse.

Los criterios empleados en la actualidad para la conservación de los recursos naturales pueden resumirse en las siguientes:
- La búsqueda permanente de nuevas reservas de riquezas, como la que se realiza explorando el fondo del mar.
- La protección de los recursos naturales, como la que se realiza con la creación de parques y reservas naturales.
- El establecimiento de normas para evitar la contaminación ambiental, como las normas que prohíben arrojar al aire o al agua residuos industriales tóxicos.
- La búsqueda de materiales que puedan reemplazar a los recursos naturales utilizados en la actualidad, como ocurre con el cobre, que en cables de comunicación, puede reemplazarse por fibra de vidrio.
- El diseño de nuevas técnicas para la explotación de los recursos y para los procesos industriales que no deterioren el ecosistema. Así, se posibilitan las explotaciones agrícolas intensas, mediante el enriquecimiento del suelo con abonos, la instalación de invernaderos para evitar los efectos de los cambios climáticos, etc. Del mismo modo, en los procesos industriales se procura la instalación de filtros en las chimeneas y la depuración de los desperdicios que se tiran a los ríos.
- La precaución en el uso de productos químicos dentro de los ecosistemas. El problema principal son los residuos que pueden quedar en frutas y hortalizas. Para combatir plagas se prefiere fumigar con una solución de bacterias que son parásitos de la plaga, pero no del hombre. Como herbicidas, se usan sustancias que pueden ser metabolizadas por las plantas, es decir, que desaparecen naturalmente al poco tiempo.
arriba