TEMPLO DEL CONVENTO DE LA MERCED  

Ubicada en calle Urquiza y 24 de Septiembre.

Los Mercedarios fueron la primera orden en radicarse en la ciudad, hacia 1557.

En el año 1580 fue sede provisoria de la Primera Catedral de Santiago del Estero, ya que la Iglesia Matriz estaba destruida.

Las inundaciones producidas por el río Dulce en 1628 se llevaron consIglesia La Mercedigo el primer edificio. Una nuevo templo fue levantado en la misma ubicación que hoy posee. En el año 1817 un fuerte terremoto asoló la ciudad y lo derrumbó. Una vez más se construyó, pero en 1824, dos años después de inaugurado y debido a fallas edilicias, se vino abajo.

Cabe destacar que en el año 1823 se había dispuesto la extinción de la Orden por quedar un solo padre mercedario, habiendo sido rematados sus bienes. Sin embargo, la feligresía santiagueña supo custodiar y mantener con respeto y amor a su templo. Tiempo después se concretó un nuevo edificio, con apoyo del gobernador Ibarra,  devoto de la Virgen. El mismo fue inaugurado el 24 de septiembre de 1836. Increíblemente el año siguiente un incendio lo dejó en ruinas. Finalmente fue reconstruido en 1851 y restaurado a mediados del siglo XX,  realizándose sobre él un mantenimiento permanente.

El 24 de febrero de 1942 fue declarado Monumento Histórico Nacional, según Decreto Nº 112.099.

Consta de una única nave, con muros de mampostería pintados de blanco. El techo, con cubierta de tejas, está sostenido por una estructura de madera en el interior.  El atrio está sobreelevado respecto a la vereda y custodiado por rejas.

En las paredes del frente hay numerosas placas que hacen referencia a hechos religiosos e históricos. Hay también un busto, obra del escultor Roberto Delgado, del Gral. Manuel Belgrano, cuya familia materna era de origen santiagueño.

La fachada principal es de estilo neoclásico, con fuerte influencia de la arquitectura popular tradicional. Cuenta con una torre campanario circular con tres campañas; la más antigua data de 1739.

Virgen de la MercedPosee una única puerta de entrada sobre la cual hay un frontis triangular en el que se destacan una cruz de hierro forjado y el escudo de la Orden de los Mercedarios.

Durante un tiempo los restos del Gobernador Juan Felipe Ibarra descansaron en este solar, pero en 1875 su tumba fue profanada, siendo trasladados a un sitio secreto, que aún hoy se desconoce.

En el interior se destacan magníficos vitrales y confesionarios tallados. Se encuentra la imagen de la Virgen de la Merced, con un bastón de mando en madera de itín, ambos donados por el Gobernador Juan Felipe Ibarra.

Se encuentran también el Cristo del Santo Sepulcro, también llamado Cristo Yacente, antigua imagen de tamaño natural policromada que tradicionalmente preside la procesión del Viernes en Semana Santa y varias imágenes caras al sentir del pueblo católico santiagueño, como San Judas Tadeo, la Dolorosa, Jesús Nazareno, San Ramón Nonato, el Cristo de la Salud y San Pedro Nolasco.

   

Catedral Basílica Parroquia Nuestra Señora del Carmen - San Francisco Solano

Santo Domingo (La Sábana Santa) -  Capilla de La Montonera