Volver a la Página Principal

Con respecto a la exportación del extracto de quebracho, ‘La Chaqueña S. A.’ dispone de representantes y agentes en diversas ciudades del mundo que colocan sus productos en las formas más ventajosas y se hacen eco de la responsabilidad y seriedad de la empresa.

A pesar de que la comercialización del extracto de tanino se había convertido en un monopolio de ‘La Forestal’ (The Forestal Land, Timber and Railways Company Limited o sea compañía de Tierras, Maderas y Ferrocarriles La Forestal Limitada), cuya capacidad productiva alcanzaba más de la mitad de la producción y por lo tanto fijaba los precios internacionales del tanino. Esto en varias oportunidades ocasionó el cierre de fábricas, que por otra parte eran compradas por ‘La Forestal’, consolidando así su monopolio, o bien la producción de las pequeñas empresas era vendida en el exterior por la antes citada. En el caso de ‘La Chaqueña’ fue la excepción a la regla, ya que era la única fábrica en la Argentina que comercializaba directamente en el exterior a través de sus agentes, y que por otra parte establecía sus precios. Esta posibilidad de actuar independientemente la obtuvo por la excelente calidad del extracto que producía.

Lógicamente la calidad del extracto fue mejorando con el tiempo, merced a la incorporación de nueva tecnología.

En la década del 70, el extracto que producía ‘La Chaqueña’ reunía las mejores condiciones que puede tener una materia tanante, ya que dispone de selección de materia prima y mejor calidad de extracto, dando por resultado un curtido inmejorable y más económico. Las dos marcas de extracto que producía ‘La Chaqueña’ eran ‘Granchaco’ y ‘Betsobul’, apreciados por los curtidores por tener la propiedad de curtir rápidamente. Por otra parte, el extracto que se producía en la Argentina y Paraguay era en estado sólido, mientras que ‘La Chaqueña’, alrededor de 1974 comenzó a producir extracto en estado granulado.

 pc_foto1.jpg (21592 bytes)

Principales fases en la elaboración
del extracto de quebracho

La madera de quebracho colorado bien limpia, se recibe frente a las aserrineras y con guinches suspendidos de monorrieles, los rollizos son colocados en las camas de aquellos, en donde una cabeza de empuje hidráulico, presiona el rollizo contra un tambor giratorio el que provisto de cuchillas de acero especiales y girando a un promedio de 120 r.p.m., reduce el rollizo a aserrín. El aserrín así obtenido y cuidadosamente preparado para obtener un óptimo rendimiento de fábrica, es conducido al Depósito de Aserrín situado en la parte superior del edificio de la Sala de Difusión, para luego ser sometido al proceso de difusión a fin de extraerle las materias solubles por medio e agua  a una temperatura adecuada. La operación se realiza en baterías de varios difusores de cobre, con conexiones de aire comprimido que reciben una carga útil cada uno de 2 400 a 4 8000 kilogramos de aserrín, en los cuales penetra el agua a temperatura necesaria. Llegando la misma al penúltimo difusor luego de todo un proceso en cadena, se abre la correspondiente válvula y el líquido obtenido se traspasa a depósitos especiales, mientras que al aserrín agotado se lo conduce con cintas transportadoras a la hornallas en la Sala de Calderas, sirviendo de esta manera de combustible.

Al líquido proveniente de la difusión se lo somete seguidamente al proceso de concentración por evaporación, en dos etapas: la primera en los aparatos designados con el nombre de doble-efecto ( dos tubos cilíndricos de cobre con un haz tabular en la parte inferior y encima de éste el espacio evaporador, unidos entre sí por un tubo) en donde el líquido hierve, mientras el vapor que se condensa es expulsado mediante un extractor y llevado a un condensador donde el agua es recuperada.

El líquido de baterías que ha hervido en el primero y segundo cuerpo es extraído en este último cuando su densidad llega aproximadamente a un 50%.

En la segunda y última etapa, los líquidos pasan por aparatos llamados Vacuums (cuerpo cilíndrico de cobre provisto de serpentina y fondo de calefacción) en donde el jugo comienza a hervir y al encontrarse en el punto deseado, lo que sucede en el término de 8 a 10 horas, se elimina el vacío y el Vacuum se encuentra listo para ser descargado.

El extracto sale en forma de una masa espesa que se recoge directamente en las bolsas donde se envasa, las que con su contenido aun caliente se cosen y son extendidas en estanderías para su enfriamiento, lo que sucede en unas 24 horas.

En este estado, el extracto es luego apilado en estibas, encontrándose listo para su despacho.

Procesos para la elaboración
de extractos solubles en agua fría

El líquido proveniente de los doble – efectos, es tratado previamente de pasar por los vacuums, con bisulfito y otros compuestos químicos en grandes tinas de lapacho o guayacán provistos de calefacción. ‘la Chaqueña’ poseía su propia planta de elboración de bisulfito.

pc_foto2.jpg (25608 bytes)

Locomotora fabricada por Orenstein y Kopel S. A. Bs. As. 1920, que perteneció a ‘La Chaqueña’ ,actualmente donada al Museo de Villa Angela, el que se observa en segundo plano

Bestsolubl y Granchaco

Las marcas de extracto que elaboraba ‘La Chaqueña’S. A., reunían sobresaliente cualidades en calidad y redimiendo, y ello tiene su explicación, no solamente por el mantenimiento siempre actualizado de todas las maquinarais e instalaciones de su Fábrica, unido al conocimiento sobre la materia de todo su personal técnico, laboratorios, sino también por la ubicación excepcional en que se encuentra instalada la Fábrica, próxima a las zonas boscosas donde existía el mejor quebracho colorado tipo ‘chaqueño’, indispensable para producir un extracto de óptima calidad en todos sus aspectos.  El personal técnico y los laboratorios  químicos de la empresa se hallaban en condiciones obtener producciones especiales de extracto de quebracho colorado adecuadas a determinadas preferencias para cada mercado consumidor.

 

Extracto de quebracho marca "Bestsolubl" (soluble al agua fría)

Debido a su perfecta sulfitación, la solubilidad es rápida y completa.

Por su alto porcentaje en tanino, garantiza un mejor rendimiento del cuero.

El excelente P. H. (ácidos orgánicos permite una rápida penetración del tanino en el cuero.

El color invariable del extracto asegura un cuero bien claro y siempre uniforme.

A pedido de los curtidores se elaboraban  tipos especiales.

Extracto de quebarcho marca ’Granchaco’ (soluble al agua caliente)

Un mejor rendimiento en el cuero es asegurado por su alto porcentaje en tanino.

Debido a su excelente P. H. (ácido orgánico), se obtiene la más rápida penetración del tanino y de los insolubles en el cuero.

Su contenido en insolubles garantiza la obtención de un mayor peso del cuero asegurando su máxima resistencia en el uso.

Por el color invariable de este extracto se obtiene regularmente un cuero también uniforme.

Instalaciones

La Fábrica contaba con un personal administrativo, y obrero de unos  250 hombres, un importante número de hacheros , trabajaba en los bosque por cuenta de contratistas, para la compañía, y en la plena temporada obrajera llegó ha haber hasta 3 000 personas trabajando en el corte del quebracho colorado.

La fábrica ha ido renovando gran parte de las instalaciones y maquinarias modernizándolas de acuerdo con los adelantos en la materia.

La administración de la Compañía, la sede del Directorio y las oficinas, estaban centralizadas en Buenos aires.

La excelente calidad del extracto de quebracho obtenido era posible porque la fábrica poseía amplias instalaciones y un laboratorio de análisis con excelentes técnicos que controlaban todos los pasos de la elaboración, garantizando un uniforme y eficiente producto. La totalidad de las instalaciones de la fábrica abarcaba varias manzanas, que comprendían la playa de concentración de maderas, la fábrica propiamente dicha, oficinas, galpones, casas para el Director y otros funcionarios de la fábrica. Estas construcciones se fueron realizando de a poco, incorporando maquinarias con los años. Es de destacar la enorme chimenea, que se convirtió en todo un símbolo para Villa Angela, la misma la construyó en 1941 una empresa de Buenos Aires, Luis Ferraris Hnos. y  consta de 45 metros de altura con un diámetro en la base de 6,50 metros.

Respecto del agua que proveía a la fábrica, en un principio proveía de represas cercanas a la misma, pero en 1946, a través de un trueque de terrenos realizado entre ‘La Chaqueña’ y la Municipalidad local, la primera obtuvo el terreno de la manzana Nº 32 , distantes a unos tres km.  de la fábrica, pero tenía la ventaja de ser tierra alta donde se construyeron grandes represas, que aprovechando la pendiente del terreno, por una tubería y bombeo, lograron hacer llegar el agua a la fábrica. Ya que tanto la existencia de materia prima y suficiente agua dulce para el procesamiento de la fabricación son las condiciones naturales más importantes para la instalación de una fábrica de tanino.

pc_foto3.jpg (22169 bytes) pc_foto4.jpg (9697 bytes)

Volver al Principio de la Página