<<< Volver a la Portada de Invent.AR

Capuchón de seguridad para agujas hipodérmicas

En general, y como es sabido, la aplicación de inyecciones y la extracción de sangre supone la utilización de jeringas provistas de agujas hipodérmicas con un capuchón convencional del tipo quita y pon, el cual intenta constituir un medio de protección para las mismas y de seguridad contra eventuales pinchazos para quien sea el encargado de tomar la jeringa, maniobrar con la misma y utilizarla.

Tal finalidad de seguridad no es total y la eventualidad del pinchazo persiste en virtud de que la recolocación del capuchón o "reincaping"se lleva a cabo a lo largo de la aguja y utilizando ambas manos.

Actualmente, ante la posibilidad de contraer enfermedades por contagio sanguíneo como el sida o la hepatitis, el uso de un capuchón semejante tornaria a ser indefectiblemente poco seguro.

El capuchón de seguridad para agujas hipodérmicas es un elemento diseñado para albergar agujas antes, durante y después de su utilización.
Es un elemento de seguridad que reemplaza al capuchón convencional.

Es un capuchón de seguridad de accionamiento lateral que se utiliza con una sola mano y que por esa simple razon no permite el accidente.

Este capuchón de seguridad esta integramente incorporado a la aguja hipodérmica o canula siendo un diseño resuelto en una sola pieza (cono- canula- capuchón) compatible con todos los modelos de jeringas.

 

Jeringa Auto Descartable

Para que quede explicado copie un reportaje donde se detallan los benéficos (uso y la prevención) de este invento.

(Extraído de un reportaje de la revista La Semana fecha 5/10/89)

"- Una Cosa es una jeringa descartable, Y otra muy distinta, una jeringa autodescartable. La primera hay que descartarla. La segunda, se descarta si o si. Esa pequeña diferencia es la enorme distancia que separa a las jeringas descartables comunes, de la que acaba de inventar Carlos Arcusin, empresario, que se define a si mismo "Creativo y curioso. El invento de Arcusin consiste en una jeringa que incluye una jeringa inseparable, Primer hallazgo para evitar el intercambio de agujas ( común entre drogadictos) de consecuencias muchas veces fatales por contagio del virus de SIDA. La segunda cualidad del invento, es el embolo que extrae y empuja el liquido a ser inyectado. Ese disco se separa automáticamente del vástago que lo sostiene, una vez hechos los dos movimientos elementales de la aplicación. Hasta hoy los modelos de jeringas descartables, se descartan por voluntad del usuario, lo que no sucede con el modelo de Carlos Arcusin, que se autoinutiliza inevitablemente tras la primera, y ultima aplicación. Para Arcusin "la jeringa es uno de los principales medios de contagio de la hepatitis B y del Sida". Este modelo evita que la jeringa vuelva a ser usada y que los virus que generalmente quedan dentro de ella pasen a otra persona. La patente ya fue enviada a Italia y a Estados Unidos, donde se esta estudiando este prototipo argentino".

 

Subir>>>