Estás en: Home >>Introducción >> Aunque no la veamos >> Violencia familiar >> Tipos de violencia


     
     
     
     
       
   
   
   
   
     

Es cualquier acción u omisión, no accidental que provoque un daño físico o psicológico a un niño por parte de sus padres o cuidadores.
Hay diferentes tipos de maltratos:




Se refiere a cualquier lesión infligida (hematomas, quemaduras, fracturas, lesiones de cabeza, envenenamientos), que no es accidental que provoca un daño físico o enfermedad en un niño. Puede ser el resultado de uno o dos incidentes aislados, o puede ser una situación crónica de abuso.
Los signos de abuso físico en un niño pueden ser los siguientes:
·

Versión contradictoria entre el relato de los padres y las lesiones que presenta el niño, hematomas inexplicables.

· Cicatrices.

· Marcas de quemaduras.

· Fracturas inexplicables. Maltrato infantil

· Marcas de mordeduras de la medida de un adulto.

El maltrato físico de niños no se asocia a ningún grupo étnico, sino que se manifiesta en todas las clases sociales, religiones y culturas. No hay una situación específica que determina la violencia familiar, sino un conjunto de factores que predisponen a que ocurra. Estos factores pueden ser: baja autoestima, necesidad de control sobre el entorno y sentimientos de inferioridad.
Los niños que han sido maltratados, necesitan ayuda psicológica para no repetir el esquema de abuso a otras personas.

Arriba

 
 



Se refiere a cualquier implicación de niños y adolescentes, dependientes e inmaduros en cuanto a su desarrollo, en actividades sexuales que no comprenden plenamente y para los cuales son incapaces de dar un consentimiento informado.
Se podría definir al abuso sexual como el tipo de contacto sexual por parte de un adulto o tutor, con el objetivo de lograr excitación y/o gratificación sexual.
La intensidad del abuso puede variar de la exhibición sexual a la violación. De todas las formas de abuso, el abuso sexual es el más difícil de reconocer y aceptar. A partir de los estudios estadísticos, se observa que una de cada cuatro niñas y uno de cada ocho niños serán sexualmente abusados antes de llegar a los 16 años.
En más del 90% el abusador será masculino y en más del 80% de los casos el abusador será una persona conocida del niño.
Los signos de abuso sexual en niños o adolescentes son:
·
Llanto fácil sin ningún motivo.

· Cambios bruscos en la conducta escolar.

· Llegar temprano a la escuela y retirarse tarde.

· Ausentismo escolar. Mujer maltratada

· Conducta agresiva o destructiva.

· Depresión crónica.

· Conocimiento sexual y conducta inapropiada para la edad.

· Irritación.

· Dolor o lesión en zona genital.

· Temor al contacto físico.

En la mayoría de los casos los niños nunca comunican lo que está ocurriendo. Los niños no inventan historias acerca de su propio abuso sexual, por eso en la medida que el niño se anima a decirlo, es preciso creerles.

Arriba

 

 

 


El abuso emocional generalmente se presenta bajo las formas de hostilidad verbal, como por ejemplo insultos, burlas, desprecio, criticas o amenazas de abandono. También aparece en la forma de constante bloqueo de las iniciativas infantiles por parte de algún miembro de la familia.
Todo esto provoca en el niño graves trastornos psicológicos.
Algunos indicios de abuso emocional pueden ser:

· Extremada falta de confianza en sí mismo.

· Exagerada necesidad de ganar o sobresalir. Abandono emocional

· Mucha agresividad o pasividad en el niño.

Los padres muchas veces abusan emocionalmente de sus hijos basados en buenas intensiones, como por ejemplo cuando quieren que sobresalgan en el colegio, en el deporte o en la vida social. Pero a partir de esas buenas intenciones pueden presionarlos o avergonzarlos al punto de crearles un sufrimiento emocional crónico.
Mientras que el abandono emocional puede ser desde un lugar pasivo, sin brindar afecto, apoyo y la valoración que todo niño necesita para crecer psicológicamente sano. Se refiere a la falta de respuesta a las necesidades de contacto afectivo del niño; una constante indiferencia a los estados anímicos del niño.

Arriba

 

 
 


Es un maltrato pasivo y se presenta cuando las necesidades físicas del niño como alimentación, abrigo, higiene y protección no son atendidas en forma temporaria o permanentemente por ningún miembro del grupo que convive con el niño.

Arriba

Arriba - Indice de temas Volver  
Arriba Volver

Niñaos testigos  de violencia
Se refiere cuando los niños presencian situaciones crónicas de violencia entre sus padres. Estos niños presentan trastornos muy similares a los que caracterizan a quienes son víctimas de abuso.
  Arriba - Indice de temas Volver  
Arriba Volver


Se define como cualquier acto que, por acción u omisión, provoque un daño físico o psicológico a un anciano por parte de la familia. Incluye agresión verbal, física, descuido de su alimentación, abuso financiero, amenazas, por parte de los hijos o de otros miembros de la familia.

  Arriba - Indice de temas Volver  
Arriba Volver



Se define como cualquier acto que, por acción u omisión, provoque un daño físico o psicológico a un anciano por parte de la familia. Incluye agresión verbal, física, descuido de su alimentación, abuso financiero, amenazas, por parte de los hijos o de otros miembros de la familia.
En la terapia familiar el acento recae sobre el actuar y dramatizar los estados emotivos y conflictivos en el presente, para verificar diferentes posibilidades de cambio en el interior del sistema familiar. El terapeuta trata que la familia se comporte dentro de la sesión de la misma manera que lo hacen en su casa. El terapeuta consigue que los miembros de la familia interactúen, para discutir problemas que consideran disfuncionales y puedan zanjar desacuerdos.Violencia en la infancia
Durante la terapia se va construyendo una nueva historia, en la que se plantean los límites individuales mediante un intento de redefinición de las respectivas funciones y de los espacios personales. El terapeuta representa el nuevo nexo que hace de catalizador en la búsqueda de nuevos itinerarios relacionales.
Las mujeres víctimas de maltrato o violadas pueden participar de terapia individual o grupal. La finalidad de estas terapias en estos casos es lograr que se sientan supervivientes y no víctimas o humilladas. La terapia le va a permitir:

· Manejar el trauma.

· Establecer una sensación de control sobre su cuerpo.

· Mejorar la autoestima.

· Dejar de sentirse solas y aisladas.

La terapia de grupo:

· Brinda el mejor sistema de apoyo, permitiendo compartir el trauma, establecer
buenas relaciones con los otros miembros del grupo.

· Aleja los sentimientos de desesperanza y vergüenza.

· Aumentar el sentimiento de autoeficacia.

En el caso de las mujeres maltratadas, además, ayuda a la mujer a ser independiente de su marido.

  Arriba - Indice de temas Volver  
Arriba Volver

 

 
Home - Introducción - La Violencia - Aunque no la veamos - Por la Paz - Enlaces - Nosotros - Mapa
del Sitio
 
 
Comunicate con nosotros. Envianos tu mail